Feliz: estreno de “No me obligues”

Con mi toga y mis tacones

20200228_195507

Cuánto gustan en el cine y la tele las comedias sobre familias que crecen y crecen… La familia y uno más, Doce fuera de casa, Con ocho basta, Sonrisas y lágrimas y hasta Ana y los siete son buena muestra de ello. Las familias crecen y los sitios se acoplan a las nuevas necesidades. Sin que falte, eso nunca, la celebración.

También en nuestro teatro la familia crece. Pero que nadie se me asuste que no lo hace con niños ni niñas reales -abstenerse de comentar, por favor- sino con nuevas criaturas, que vienen a hacer compañía a sus hermanas Mar de lija, Descontando hasta cinco, Remos de plomo, Balanza de género y Caratrista. Además no quise que las criaturas se lleven mucho tiempo, que luego no pueden salir juntas a la feria del libro, las presentaciones y esas cosas de escritores que nunca pensé que…

Ver la entrada original 963 palabras más

Silencios elocuentes

El blog de José Muelas

Vamos a ver si nos enteramos: quienes pagan a los community managers que manejan las cuentas en redes de Victoria Ortega o CGAE son los abogados y abogadas de España. No es ella con su trabajo quien mantiene esas cuentas, somos nosotros con nuestro dinero.

Del mismo modo también son todos los abogados y abogadas de España quienes han pagado hasta hace poco la revista de carísimo papel couché en que los elegidos y elegidas del régimen componían posituras y asanas diversas frente a la cámara pagada por todos y son, también, los abogados y abogadas de toda España quienes pagan a los profesionales del periodismo que están a sueldo del Consejo General de la Abogacía Española.

Todo eso lo pagas tú, lo mismo que las dietas y gastos de alojamiento y desplazamiento a cualquiera de las numerosas fiestas y saraos de que nos «informan» esos periodistas también pagados por…

Ver la entrada original 687 palabras más

Mujeres: Matrioska

Con mi toga y mis tacones

matrioska

Y, tan cerca como está el Dia de la Mujer, desde Con Mi Toga Y Mis Tacones, este relato como regalo para todas y también como invitación a la reflexión

Matrioska

Sabíamos que llegaría ese momento. Llevábamos toda la vida esperándolo y demorándolo también. Fuimos atravesando etapas, y a cada una decidíamos que sería a la siguiente.

De pronto nuestra hija, alumna ya de Bachillerato, reclamaba las explicaciones que habíamos ido esquivando.

-¿No hay fotos de cuando estabas embarazada de mí, mamá?

Creo que conocía la respuesta desde mucho antes de hacer la pregunta, pero quiso encontrar una excusa para obligarnos a darle la información que le habíamos negado aun sin pretenderlo. Todavía era tan doloroso para mí que no supe ver que pudiera serlo para ella.

Se quedó mirándonos con sus ojos azules casi transparentes fijos en nuestras caras. Saltaba a la vista que aquellos ojos celestes, su piel…

Ver la entrada original 879 palabras más

Juicio: momento estrella

Con mi toga y mis tacones

juicio

La vida de cualquier obra de arte es, o puede ser, más o menos larga, pero tiene su momento estrella. El estreno o la exposición marcan el límite entre el todo y la nada, y son, sin duda, la puerta de entrada al éxito. O al menos son la puerta grande, aunque hoy en día haya otras puertas laterales que se agrandan por momentos, como las redes sociales o las plataformas digitales. Pero, sea cual sea modo, lo esencial es que se muestre al mundo, que exista ese acto donde todo lo realizado hasta entonces cobre sentido. Esas cosas que podemos ver en todas las películas, que son muchas, dedicadas a artistas, como Carvaggio, Picasso, Miró o Rembrant,

Nuestro teatro también tiene su momento estrella, sin duda, que no es otro que el juicio oral en sí mismo. Algo de lo que hemos hablado en diferentes estrenos, según…

Ver la entrada original 1.438 palabras más

Monopolios: ¿de quién es la instrucción?

Con mi toga y mis tacones

ciutat-de-la-justicia-valencia

   La investigación es la niña bonita del mundo de la literatura, el cine y la televisión. Pocas cosas con mayores expectativas de éxito que una buena novela negra, una saga de investigación o una serie sobre jueces y tribunales. Da igual que se trate de una encantadora ancianita como la Miss Marple de Agatha Christie o la Jessica Fletcher de Se ha escrito un crimen, de un tipo pintoresco con abrigo de capelina a cuadros y pipa como Sherlock Holmes o de unas más o menos glamurosas Angeles de Charlie en cualquiera de sus versiones. Y eso sin hablar de las parejas de investigadores en que la tensión de encontrar al asesino combina con la tensión sexual a las mil maravillas, como  Remington Steel o Luz de luna, pistoletazo de salida para Pierce Brosnan y Bruce Willis o la setentera MacMillan y esposa, con un…

Ver la entrada original 1.445 palabras más

Dependencia: más de lo que parece

Con mi toga y mis tacones

deèndencia Depender de algo o de alguien nunca es buena señal. Tal vez por eso la independencia se ha convertido en una meta para países o personas hasta el punto de que lograrla es el leit motiv de más de un filme. Sea para afirmar nuestra identidad frente a una invasión marciana, como en Independence day, para lograr la propia identidad de las colonias, como en Los últimos de Filipinas o para reafirmar el patriotismo americano como El patriota o Nacido el 4 de julio, lo importante es decir alto y claro que no dependemos de nadie. Se trate de un país, de un grupo o de una persona, como hicieron las inquebrantables Thelma y Louise.

    En nuestro teatro, si hablamos de independencia, parece que el subconsciente nos dirige inmediatamente a laindependencia judicial, a la que dedicamos ya un estreno, y que aparece siempre como…

Ver la entrada original 907 palabras más

Bueno para la abogacía, bueno para la sociedad

El blog de José Muelas

La ley Alemana de Servicios Jurídicos Extrajudiciales en su artículo 1 proclama:

«Esta ley regula la facultad de poder prestar servicios extrajudiciales en la República Federal de Alemania. Su propósito es proteger a los usuarios, al tráfico y al ordenamiento jurídico de servicios no cualificados.»

En España, un país regido por bancos y aseguradoras, pareciera que la defensa de los consumidores fuese una ofensa a su omnímodo poder y, probablemente por ello, no hay en España una Ley de Servicios Jurídicos: porque impediría finalizar contratos y actos jurídicos con una ciudadanía no asesorada y perfectamente desinformada.

La relación de la abogacía independiente con la ciudadanía y los consumidores es casi de simbiosis; en la Red de Abogadas y Abogados de España usamos de la expresión bantú «Ubuntu»: somos porque son. Y es cierto.

Una sociedad sin derechos no necesita abogados, pero una sociedad sin abogados pronto se queda sin derechos…

Ver la entrada original 169 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: