GONZÁLEZ- SINDE, PERDIDA EN LAS DEMORAS

Extracto del Articulo de Ana Zarzuela en ICNR del 10/09/2010: “Abandonos y frustraciones

Ha perdido las riendas, los calendarios y el rumbo de su propia ‘Ley Sinde’. Y, con ellos, la confianza de la industria audiovisual y de las entidades de gestión de derechos de autor que tejieron, a cuatro manos con la ministra, un plan ‘antipirata’ llamado a propiciar el corte administrativo de 200 webs en 2010. Si hasta junio la ministra de Cultura aún aseguraba que “era cuestión de días” para la regulación de los contenidos online recogida en la disposición adicional segunda de la LES, González-Sinde ha acogido ya sólo con el silencio la undécima  ampliación de la prórroga en la tramitación parlamentaria de la Ley de Economía Sostenible.

La ministra sigue teniendo prisa para que vea la luz la Ley Sinde. Al menos, la de sus discursos, pero ya no es asunto suyo. Ni urgente para Moncloa. Se lo ha dejado claro la undécima prórroga al plazo de presentación de enmiendas al proyecto de la Ley de Economía Sostenible (LES) desde que salió del Consejo de Ministros el 19 de marzo, que José Bono aprobaba en el Congreso de los Diputados el pasado  7 de septiembre. Pero ya asume que será muy difícil que entre en vigor durante el próximo año. Hoy, las promesas no resisten en la mesa de la Ministra de Cultura: no está clara la composición de la Comisión de Propiedad Intelectual y González-Sinde no está en condiciones de blindar ni la Ley de Propiedad Intelectual (que Ferraz quiere cambiar) ni el canon digital que el Tribunal de la UE cuestiona. No hay Plan Nacional de Contenidos Audiovisuales. Por primera vez, las sociedades de gestión de derechos de autor y la industria audiovisual se le rebelan, quieren una regulación ad hoc si la LES tarda mucho más.

Le marcan las distancias: no habrá macroweb sin regulación, se pensarán dos veces las denuncias ante la Audiencia, los especialistas advierten que les pueden salir caras, a la luz de la oleada de sentencias a favor del P2P. Le ha puesto desde junio el ultimátum sobre la mesa el director del I Seminario Ortega y Gasset sobre la industria audiovisual, José María Otero: si se va a retrasar mucho más la tramitación de la Ley de Economía Sostenible, exigen que esas medidas ‘anti-piratería’ se pasen a un “texto normativo independiente que se promulgue de manera urgente”. Según sus calendarios y las conclusiones del estudio sobre la industria audiovisual, -“El cine en internet”-, la normativa debía haberse desarrollado ya hace tres años.

El ‘precio’ de sus retrasos se lo cuantifica de nuevo -aunque sea con un informe controvertido- la Coalición de Creadores: Si la medida tarda tres meses más en aprobarse, se traducirá, al menos, en 2.560 millones de pérdidas, según la tendencia que apunta el Primer Observatorio de «piratería» encargado por la Coalición de Creadores, que establecía una tasa de contenidos «piratas» e España del 76 %. La Coalición -que en enero de este año había prometido comenzar a presentar las primeras denuncias a webs en septiembre- exige de nuevo a la ministra cortes directos a los usuarios si no se reduce en un 70% la ‘piratería’, con o sin LES. La SGAE busca suplir las grietas del canon digital con la puerta abierta a tasas sobre el adsl y las transacciones en la red.

Los aliados de González-Sinde han aprendido, contradicción a contradicción, a dejar en cuarentena las promesas de la cineasta, desde que fue desautorizada por Zapatero y el ministro Caamaño en su plan de cortes administrativos para las webs. Sinde tenía su guión y sus calendarios: el original pasaba por una Comisión de Propiedad Intelectual con ‘licencia’ para perseguir directamente a las páginas sospechosas. Ya se encargaron Bruselas y el ministro Caamaño de hacerlo pasar por la Audiencia Nacional. Con la pátina de la tutela judicial prometían la persecución ‘ejemplarizante’ de unas 200 webs. Esperaban apaciguar a Washington para la revisión de la Lista 301 y hacer del modelo ‘made in Spain’ un plan exportable al resto de los Veintisiete. Ahora, ni lo uno ni lo otro. Ni en Industria ni en Ferraz quieren sostener el mismo texto, ya cuestionado por el CES y varias organizaciones de la judicatura. Moncloa y el grupo socialista sopesan aprovechar el tiempo para la cirugía de la Ley de Propiedad Intelectual y un nuevo modelo de canon digital. González-Sinde sólo espera. Ya en silencio. Se ha quedado sola y, con cada desautorización desde Moncloa y Ferraz, se le acaban también los ‘soles’ de la SGAE, de la Coalición de Creadores, o las demás sociedades de gestión de derechos de autor, que la habían convertido en su ‘musa’ ‘antipirata’.

El tiempo corre en contra de los planes y los calendarios de la ministra. En el Grupo Socialista aún buscan la cuadratura del círculo pero se da ya casi por hecho que durante el trámite parlamentario se verá obligado a introducir algunas modificaciones respecto al texto de la ‘Ley Sinde’ aprobado en el Consejo de Ministros del 19 de marzo. Sinde sólo espera. Empieza a sospechar que tiene razón la propia SGAE con eso de que en España “es más fácil ponerle puertas al campo que regular internet”. La ministra ya sabe que cuando la LES y su disposición final segunda para regular los contenidos de internet vea la luz lo hará ante los recelos de la industria de contenidos -que no adelantará su web y ha enfriado el ‘idilio’ con la ministra-, ante los informes de Fedea -que advierten de que la regulación será ineficaz y hasta contraproducente para la industria- y las evidencias de un mercado en el que los usuarios del P2P son también los que más contenidos audiovisuales consumen.

Por eso el propio PSOE exige ahora al Gobierno un plan de impulso al sector de contenidos digitales “liderado desde el Gobierno, pero que cuente con la participación de empresas, creadores y otras instituciones, con la cooperación de diversos actores”. Un programa que -en palabras de la portavoz socialista en materia de Sociedad de la Información, Lourdes Muñoz, podría impulsar un proceso similar al del Plan Avanza. Y, como él, podría dejar su ‘volante’ en manos del ministerio de Industria, lejos otra vez de Angeles González-Sinde. Su iniciativa suma y sigue con la del presidente de la Asociación multisectorial de empresas españolas de electrónica, Asimelec, Martín Pérez, que pide un Plan Nacional para el desarrollo de la industria de contenidos digitales, liderado desde la Administración y que proteja eficazmente la creatividad y la propiedad intelectual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: