Blog de Teresa Díez

Acabo de volver de la manifestación en contra de la reforma laboral en Valencia, y mi conclusión es que ha sido un desastre. Entre el meninfotismo valenciano, que había sido convocada un domingo por la mañana, que bastantes nocturnos del sábado se la han perdido por causas evidentes, y el desastre de organización, nos hemos tirado dos horas en la plaza de San Agustín, no tan llena como otras manifestaciones como la de la defensa de los servicios públicos de hace dos semanas, sin movernos. Cuando finalmente se ha puesto en marcha la cola de la manifestación, al llegar a la plaza del Ayuntamiento nos hemos encontrado con algunos amigos que nos informaban que ellos ya estaban de vuelta, que había mucha gente, y que hace media hora que habían llegado al final del recorrido. Incomprensible. Atrás no se movía la marea.

Pero lo que me ha llamado la atención…

Ver la entrada original 293 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: