Libertad de panorama

El blog de José Muelas

Las personas del siglo XXI no entenderíamos nuestras vidas sin fotografías. Conocemos cómo era nuestro rostro de niños, por ejemplo, gracias a las fotografías familiares que conservamos; fotografías en las que también aparecen los rostros que nuestros padres y familiares tenían en su juventud y nos sorprendemos a menudo observando cómo han cambiado no sólo esos rostros, sino nuestra ciudad o el propio entorno donde aquellas viejas fotografías familiares fueron tomadas. Gracias a las fotografías conocemos la mayor parte del mundo y gracias a la fotografía, aunque nunca hayamos viajado Atenas o a París, sabemos con exactitud cómo son el Partenón, la Victoria de Samotracia o la Torre de Eiffel.

Estas posibilidades eran absolutamente impensables para los hombres hasta muy avanzado el siglo XIX cuando, en 1888, la compañía de George Eastman (Kodak) inventó las “películas” enrollables, esos “carretes de fotos” que muy previsiblemente las nuevas generaciones ya…

Ver la entrada original 864 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: