¿A quién pertenece la escultura? ¿al escultor o al dueño del mármol?

El blog de José Muelas

2256861529_3f253f91f6_b

Esta fue la primera pregunta que hube de responder cuando inicié mis estudios de derecho; fue la primera pregunta de mi primer examen de derecho romano y debe de ser por eso que no la he olvidado casi treinta años después y quizá por eso (y porque mis paisanos andan enzarzados como cada año en la II Guerra Púnica que enfrentó a Carthagineses y Romanos) hoy me ha vuelto a venir a la memoria.

La verdad es que la pregunta admitía -y admite- respuestas diferentes, pero, como intuí que mi profesor quería saber si entendíamos lo que era la “especificación”, yo respondí sin dudar que la escultura era propiedad del escultor en virtud de la mencionada “especificación”.

Para quien desee mayores precisiones debo indicar que la pregunta se efectúa en un contexto donde ambos implicados -el dueño del mármol y el escultor- actúan de buena fe; es decir, que el escultor…

Ver la entrada original 1.034 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: