Activismo: presente y futuro

Con mi toga y mis tacones

no_forges

                De toda la vida, uno de los colectivos más reivindicativos ha sido el de los artistas. Sobran los ejemplos de aquellos que incluso se han dejado la vida por no claudicar de sus ideas, y de los que han  pagado bien caro su compromiso. Lo vimos en  los protagonistas de Ay Carmela o Las cosas del querer. Y, hoy en día, basta cualquier sarao para que salgan a reivindicar aquello por lo que creen que vale la pena luchar.

                Pero eso sí, cuando se piensa en activismo, parece que las imágenes que le vienen a una a la cabeza son las de obreros manifestándose en Billy Elliot, el Día del Orgullo Gay en Pride o acciones más iconoclastas como la ya clásica Full Monty.

                Y aquí sí que somos diferentes en nuestro teatro. Cuesta ponernos de acuerdo y más aún conseguir una movilización…

Ver la entrada original 689 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: