Dobles: necesidad imperiosa

Con mi toga y mis tacones

3 mellizas ¿Qué sería de un famoso sin su doble? No hay estrella rutilante que no use a sus dobles para bolos, firmas o escenas peligrosas. El famosillo o famosilla se va al spa, o se queda en su casa en bata y zapatillas, y mientras el doble se traga una tediosa firma de autógrafos o se tira haciendo un triple mortal carpado desde lo alto del Himalaya. Tanto es así que ha habido más un rumor de que Elvis no había muerto, sino que se había retirado a cantar Love me tender solo a quien le diera la gana. O al revés, ¿quién no ha oído alguna vez eso de que uno de los Beatles murió y el que siguió con la fama del grupo fue un doble?

Hasta el cine ha dedicado más de una película a estos dobles, tanto a los que hacen misiones peligrosas, como El Especialista

Ver la entrada original 555 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: