Sistemática: el caos

Con mi toga y mis tacones

sistemática

Los artistas tienen fama de anárquicos. Ya lo he dicho otras veces. Pero entre la anarquía simpática y el caos absoluto hay una línea que nunca se debe traspasar. La que distingue una buena de obra de un desastre absoluto. Porque hasta para improvisar hay que estar preparado. Y nadie pagaría una entrada por ver una obra cuyo nombre se ignora, o sin tener idea del elenco. Y menos aún, por algo en lo que sea imposible encontrar una mínima coherencia o línea argumental. Vive como quieras, desde luego. Pero que el espectador sea capaces al menos de saber que vives y qué es lo que quieres.

Y hay veces que los guiones de nuestro teatro dan esa sensación de anarquía. Y si nos descuidamos, acabamos cayendo en el caos. Y no es para menos.

Comentaba con un buen amigo la falta de sistemática absoluta de algunas…

Ver la entrada original 749 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: