Mayores: ¿olvidados?

Con mi toga y mis tacones

abuelitos
Cuando se piensa en el mundo del espectáculo, la mente viaja rápidamente al glamour, a la alfombra roja y a cierto estereotipo de belleza relacionado con personas de determinada edad. Las más rutilantes estrellas del panorama cinematográfico son jóvenes y bellas, más aun si de mujeres hablamos. Aquí parece que se lleva más lo de que el tiempo no pasa en balde que eso de veinte años son nada…
Pero no todo es así. Hay artistas que llevan su arte a las tablas hasta edades avanzadísimas. Siempre tuve debilidad por Aurora Redondo, actuando con más de 90 años, y este mismo año, sin ir más lejos, estaba nominada al Goya a la mejor actriz revelación toda una señora nonagenaria, Antonia Guzmán, por A Cambio de nada. Y es normal, ¿Cómo si no interpretar a tantos personajes de edad que han deleitado a la audiencia?. Desde El Abuelo

Ver la entrada original 731 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: