Respeto: que nunca falte

Con mi toga y mis tacones

respeto-mafalda

En todos los ámbitos de la vida hay un ingrediente fundamental: el respeto. Sin él los seres humanos somos menos humanos. Y la convivencia es imposible o, cuanto menos, insoportable.

Y por supuesto, en el espectáculo ocurre otro tanto. En un mundo donde el divismo es un riesgo corriente, y los ascensos estratosféricos habituales, hay que saber mantener los pies en tierra. Todos hemos sabido de estrellas que pierden los papeles y tratan a la gente con desprecio, olvidando que quien un día está en lo más alto, al día siguiente puede ir al subsuelo. Ya se sabe, Más dura será la caída.

Nuestro mundo, por descontado, no sólo no es una excepción sino que es un guiso que no puede hacerse sin ese ingrediente imprescindible que es el respeto. En vertical, en horizontal y en oblicuo, porque el respeto no es unidireccional. Tan es así, que…

Ver la entrada original 641 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: