Hay que ser una mujer valiente

Featured Image -- 2088

Un rincón de mi cocina

Eso es lo que quiero enseñar a mi hija y por eso mismo y aunque me ha costado mucho empezar a escribir esta entrada ahí vamos con ella. (Valiente Ainara, dale).

Empecé en aquella empresa con ilusión, mucha, demasiada quizás, es de lo único que tengo que agradecerles, eso y el aprendizaje que me llevo, de vida, de desconfianza, de tristeza. Han dejado una huella en mi, mala muy mala, pero de todo se aprende.

Poco duró la felicidad en ese trabajo, a los pocos meses de empezar nos dejaron de pagar, nadie daba explicaciones de nada pero nosotros, como gilipollas, metíamos horas y horas gratis pensando que aquel barco que estaba medio hundido a la salida de puerto lo íbamos a salvar nosotros. Que se te ha pirado la repostera, no te preocupes que mi gilipollismo no tiene límites y meto yo aquí 10 horas al día para salvar…

Ver la entrada original 1.197 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: