Paradojas: lo que es y no es

Con mi toga y mis tacones

img-20161103-wa0009 Valga la paradoja. Algo que repetimos con mucha frecuencia y que con mucha más frecuencia aún vivimos. En el escenario y fuera de él.

El mundo del espectáculo está lleno de ellas. La rubia por antonomasia, Marilyn, no era rubia. El más esteorotípico de los galanes de comedia romántica, el Gigante Rock Hudson, resultó tener un papel en la vida bien distinto, aunque no por difícil menos lucido. Y el salvaje oeste de muchos westerns resultó no ser otra cosa que el desierto de Almería. Como decía, paradojas de la vida.

Y nuestro teatro también está llena de ellas. Por casualidad, por improvisación o por lo que sea, las paradojas nos inundan. Si no fuera así, no sería comprensible que se llamara Procedimiento Abreviado un tipo de proceso que puede durar muchos años y tener muchos tomos, que a veces parece una broma. Como broma parece también que se…

Ver la entrada original 763 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: