Inocencia: ¿lo contrario a culpabilidad?

Con mi toga y mis tacones

INOCENTE

    El binomio culpabIlidad/inocencia es algo que todo el mundo tiene claro. Tan claro y tan antinómico como bueno/malo o noche/día. Pero las cosas no son siempre lo que parecen. Y, aunque en las películas americanas los jurados tienen que decidir si el acusado es culpable o inocente, tras arduos debates como el de Doce hombres sin piedad, hay muchos títulos que dan buena fe de que no todo es blanco o negro.  Falso inocente, falso culpable, Presunto culpable o El inocente, sin ir más lejos. Y muchos más que hacen de la inocencia su leit motiv, desde La edad de la inocencia a El fin de la inocencia, pasando por Inocencia interrumpida o La inocencia sin ningún apellido.

Y si ni siquiera en el teatro las cosas son siempre como parecen, en nuestra función todavía más, y más aun cuando de culpabilidad e inocencia hablamos.

Lo…

Ver la entrada original 759 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: