Bocachanclismo: por la boca muere el pez

Con mi toga y mis tacones

bocachancla-300x237

Como sabemos, si por algo se caracteriza el teatro es por la profusión de diálogos frente a cualquier otro medio de expresión. Se corre, por tanto, el riesgo de incurrir en eso de que “quien mucho habla, mucho yerra”, aunque en este caso es difícil mantener a pies juntillas lo de que “en boca cerrada no entran moscas” porque seria bien difícil imaginar una obra donde los intérpretes callaran por miedo a meter la pata. Así que la cuestión radica en la calidad y no en la cantidad, en el cómo y no en el cuánto. Que ni hay que hablar más ni más alto para ser mejor. No caigamos en el No me chilles, que no te veo ni en que nos insistan en eso de que Hable con ella o con quien sea. Como siempre, en el punto medio está la virtud. El problema es encontrarlo, que…

Ver la entrada original 1.141 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: