Imposible: peras al olmo

Con mi toga y mis tacones

no_pidas_peras_al_olmo

Más de una vez se oye hablar de eso que llaman la magia del cine, de la famosa fábrica de sueños y de cómo estos se hacen realidad, aunque solo sea algunas veces, o se limite al rato en que la obra nos aleja de la rutina para meternos por un rato en un mundo de glamur y fantasía. Te dicen que La vida es bella, Vive como quieras y que puedes llegar hasta Un lugar llamado milagro. Y algunas veces, hasta se consigue Lo imposible.

Nuestro teatro no es una fábrica de sueños. Qué más quisiéramos. Más bien parece un Hospital Central donde remendamos, como podemos, todos esos Sueño rotos que se quedaron por el camino. Suturamos las heridas, recomponemos las fracturas y a veces hasta hacemos la cirugía estética, pero no llegamos a todo. O ni siquiera podemos llegar a eso, y nos quedamos…

Ver la entrada original 1.070 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: