Seguridad: asignatura pendiente

Con mi toga y mis tacones

medidas seguridad    El riesgo es parte sustancial de un género de cine. Vivir al límite, hacerlo El día que vivimos peligrosamente, estar Con la muerte en los talones, bregar con situaciones de Alerta máxima o ejecutar una Misión imposible tras otra es algo propio de muchas películas y, alguna que otra vez, de la vida diaria.

Pero el cine es el cine y la realidad de nuestro teatro no debiera ser así. Por más que sea cierto que nuestra clientela no es siempre de lo más granado de la sociedad, tampoco debería hacer falta exponerse más de lo necesario, esto es, de dar la cara en estrados o en las dependencias de juzgados y fiscalías ejerciendo nuestra profesión. Que no es, desde luego, ni la del Superagente 86 ni la de James Bond. Aunque confieso que alguna vez me han entrado ganas de decir eso de “Fiscal…

Ver la entrada original 776 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: