Poder: ¿es querer?

Con mi toga y mis tacones

querer-es-poder

Muchas veces nos dicen eso de “querer es poder”, una manera de remachar aquello de que la voluntad mueve montañas. Y las mueve en muchos casos, pero en otros las montañas se quedan como estaban. La voluntad es fuerte, pero no es un imbatible Abrete Sésamo como en Ali Babá y los cuarenta ladrones, por más que nos gustara que así fuera siempre. De eso saben mucho los artistas, que por más que deseen y trabajen, no siempre consiguen el anhelado papel en el casting, ni el éxito con el que habían soñado tras el estreno de su obra. Querer es una cosa, y poder, otra. Cuando van juntas, miel sobre hojuelas. Y cuando no, ya se sabe, son Las cosas del querer.

Una vez más, tengo que empezar por explicar que este estreno es fruto de una pequeña diatriba entre varios tuiteros togados, a quienes…

Ver la entrada original 941 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: