Pseudodelitos: el otro Código Penal

Con mi toga y mis tacones

pseudodelitos

No es oro todo lo que reluce, ni artista todo el que se jacta de serlo. En el mundo del espectáculo están los de verdad, los que trabajan por y para ello, y Los otros, los advenedizos que aprovechan su momento de gloria por cualquier causa para tratar de hacerse un hueco donde no les corresponde. Original y copia, que no suele salir bien, aunque dé que hablar . Lo que podría llamarse El intruso.

En nuestro teatro, como en todas partes, hay quien intenta hacerse pasar por lo que no es. Ahí tenemos el reflejo en el castigo del intrusismo, esto es, ejercer actos propios de una profesión careciendo del título para ello, o la agravante de disfraz, de la que ya hablamos en el estreno dedicado a las circunstancias agravantes 

Hoy no voy a hablar desde ese lado, sino desde otro que cada…

Ver la entrada original 1.343 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: