Liberación: vidas sin violencia machista

Con mi toga y mis tacones

20191122_105207

La libertad es un bien tan necesario, tan firme y a la vez tan frágil que es inevitable que el arte le haya dedicado muchos episodios memorables. Siempre recordaré mi impresión al ver el cuadro La libertad guiando al pueblo al natural, cuando siempre había sido la portada de libros de texto o la ilustración del tema de la Revolución Francesa, o el recuerdo de aquella canción de Nino Bravo, Libre, que me transporta a mi infancia. El cine le ha dedicado multitud de títulos, como Grita libertad, Nacida libre o Libertad, entre otros. Pero la libertad de la que quiero hablar hoy es menos ambiciosa, aunque no menos importante. La de la mujer que se libra de las cadenas de la violencia de género, esas cadenas descritas en filmes como Te doy mis ojos, Durmiendo con mi enemigo, Celos, Nunca Más o Los hombres que…

Ver la entrada original 940 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: