Delitos navideños: ¿jojojojo?

Con mi toga y mis tacones

reyes-y-papa-noel

La verdad es que una se da cuenta de la cantidad de películas que se hacen con motivo, causa o efectos navideños cuando, llegadas estas fechas, comprueba que a determinadas cadenas de televisión les ha dado para emitir una cada día desde principios del mes de noviembre. A las conocidas Feliz Navidad (mi preferida, sobre un hecho real sucedido en el frente en la Primer Guerra Mundial), Qué bello es vivir, La gran familia y sus secuelas,  Love Actually y las sucesivas versiones de Papá Noel, hay que sumar la reciente Last Chritsmas y toda una cantidad de cintas que no tendremos tiempo ni estómago que tragar.

Que nadie se me asuste, que aún no he sufrido una sobredosis de glucosa por el consumo de polvorones, y tampoco he consumido tanto cava que me impida sostenerme sobre mis tacones, con toga o sin ella. Qué va, si entre…

Ver la entrada original 1.022 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: