Novelas: no tanta ficción

Con mi toga y mis tacones

Un-libro-es-un-libro

Como sabemos, en todos los premios cinematográficos de cierta enjundia, llámense Goya, Oscar, César o el que se precie, existe un premio al mejor guión adaptado. Novelas que se llevan al cine y cobran nueva vida. En general, suele decirse que “era mejor el libro”, muchas veces porque es verdad y otras porque queda bien y es una manera de decir que lo has leído, aunque no hayas pasado de la primera página. Y, aunque hay adaptaciones que me han dejado fría, hay otras cuya transposición al cine es francamente buena, como ocurre con El nombre de la rosa o La lista de Schindler. A veces, pasa lo contrario, la novela cobra nueva vida después de su paso por el cine, algo que pasó, por ejemplo, con La voz dormida tras su triunfo en la gran pantalla. En esos casos, además, se hace una nueva edición con las caras…

Ver la entrada original 915 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: