Salvamento: rescate toguitaconado

Con mi toga y mis tacones

No son pocas las películas que tienen por tema el salvamento de alguien, generalmente en circunstancias peligrosísimas solo al alcance de unos pocos héroes. Hay que Salvar al soldado Ryan, vivir el Armagedon o La aventura del Poseidón o responder a una Alerta roja, Neptuno hundido, y superar mil millones de obstáculos por tierra, mar y aire. Aunque mí confieso que el que más me impresiona sigue siendo el pedrusco gigante de Indiana Jones. Antigua que es una.

Esta misma semana tuve la oportunidad -por llamarla de alguna manera- de vivir un rescate, versión toguitaconada, que, aunque pueda parecer a pequeña escala para mi fue tremendo en ese momento. Y, por cierto, todo ocurrió cuando trataba de llegar a nuestro teatro.

Conste que la historia la conté en tamaño resumido en un hilo de twitter, pero como parece que mi público pedía más, aquí está, un estreno…

Ver la entrada original 1.028 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: