Lo inesperado: vuelven las revisiones

Con mi toga y mis tacones

A veces tenemos la sensación de vivir en bucle. Cuando una cosa parece superada, toca Volver a empezar, como la oscarizada película española. Por supuesto, volver a ver algunas obras es maravilloso, pero con otras, el “una y no más Santo Tomás” es casi lo más recomendable. En el arte y en la vida.

En nuestro teatro somos muy proclives a repetirnos, casi más que el ajo, y con efectos tan indeseables a veces como los de ese ingrediente tan frecuente en nuestra cocina. Quienes llevamos ya un tiempo transitando por Toguilandia, hemos pasado por varias de esas pesadillas llamadas “revisiones”.. Un nuevo Código Penal, o una reforma de calado dan lugar a auténticos maratones de revisar sentencias firmes, o procedimientos en marcha. No queda otra.

¿Y por qué no queda otra? Pues por algo de lo que hay parece saber todo el mundo, aunque ayer era sánscrito…

Ver la entrada original 1.314 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: