Un día normal de una Enfermera (I)

Entre la frustración y el cansancio. Hay días demasiado difíciles hasta para explicar , hay días en los que no podemos entender qué sentimiento inunda nuestra alma , será la frustración de no haber hecho el trabajo bien, quizá de haberlo hecho bien y no haber salido como se esperaba, será el cansancio, el estrés de que todo esté correcto….. , la presión del día a día a veces puede con nosotros, no es la lluvia, ni el sol, es simplemente la ambición de hacerlo todo bien, al menos cómo creemos que debe estar bien. La exigencia que nos imponemos a nosotros mismos en esta sociedad en la que todo va tan deprisa que detenerte a pensar es algo que sencillamente no puedes….. es casi como un lujo difícil ya de alcanzar.
Pero hay que seguir. Las personas te necesitan.

Silvy D.U.E

El secreto profesional de los abogados y el correo electrónico

El blog de José Muelas

¿Cree usted que nadie le escucha cuando habla con su abogado o que nadie interviene —legal o ilegalmente— sus comunicaciones con él?

La pregunta no es retórica, sin privacidad en las comunicaciones abogado-cliente el derecho de defensa no existe y, si no existe el derecho de defensa, tampoco existe el estado de derecho.

Ya les he hablado alguna vez de mis más que serias sospechas sobre la privacidad de las comunicaciones en los locutorios de las prisiones, sospechas que me han llevado a plantearme muy seriamente la conveniencia de no recibir información sensible de mis clientes en las comunicaciones realizadas en dichos locutorios porque, digámoslo con franqueza, mi sensación es que los abogados somos escuchados más a menudo de lo necesario y mucho más de lo que la ley permite. Permítanme que les cuente una historia real a propósito de una red llamada «Echelon». Si usted ya lo sabe…

Ver la entrada original 1.237 palabras más

Mitos: justicia con la Justicia

Con mi toga y mis tacones

justicia-lenta-e-ineficaz

El mundo de la farándula está lleno de mitos. Unos son realidad y otros no lo son en absoluto, pero se transmiten como si lo fueran. Ideas preconcebidas sobre actores y actrices, estereotipos, presunciones de divismo y mil cosas más. Pensamos que todos los artistas son seres extravagantes que se desplazan siempre en limusina, que exigen llenar su camerino de flores azules veteadas de verde esmeralda o de botellas de agua extraída del pozo más recóndito de los Alpes Suizos y cosas parecidas. Y claro, haberlos, haylos. Pero son los menos. El mundo del espectáculo está lleno de gente normal que tiene vidas normales con familias normales, lejos de fiestas y saraos varios y del brilli brilli del papel couché. Y que incluso tienen serias dificultades para llegar a fin de mes. Y es que, como en el Show de Truman o La rosa púrpura de El Cairo

Ver la entrada original 1.261 palabras más

Ignorancia: lo que hay

Con mi toga y mis tacones

ignorancia

Hay un dicho popular según el cual la ignorancia es muy osada. Y no le falta razón. El mundo del espectáculo está lleno de fracasos gloriosos de quienes pensaron que cualquiera podía dirigir cine o teatro aunque no estuviera preparado para ello. Lo mismo que ocurre con esos famosillos que por el hecho de tener cierta repercusión mediática se deciden a escribir un libro como si eso fuera coser y cantar. Aunque, a veces, las colas para que esos famosillos firmen tales libros nos demuestren que no todo el mundo conoce el refrán. No hace falta ser La tonta del bote para saberlo.

Que nadie se me asuste. No voy a decir que Toguilandia esté llena de ignorantes, ni mucho menos. Ni siquiera que existan, aunque  como en cualquier sitio, pueda haber de todo. Pero hoy me voy a centrar más en las afueras de Toguilandia, en sus…

Ver la entrada original 994 palabras más

Hostilidad: huida hacia delante

Con mi toga y mis tacones

enfado

No todo en el mundo pueden ser aplausos y palmaditas en la espalda. Desde que el mundo es mundo, siempre ha habido personas que responden a cualquier cosa con un bufido. O con algo peor. Porque, desde luego, ni en el escenario ni en la vida vivimos en Los mundos de Yupi. Por eso, el cine se hace eco de tantos títulos tremendos donde sentimientos negativos como la Traición, la Revancha o la Venganza son los protagonistas, convirtiendo a los personajes en Enemigos irreconciliables, lo busquen o no.

Nuestro teatro, como la vida misma, no se libra de esos sentimientos, unas veces justificados y otras menos. No me cansaré de decir que sentarnos a uno u otro lado de estrados no convierte a los profesionales de la justicia en enemigos, pero sí hay quien se lo toma así y llega a asumir la defensa o representación…

Ver la entrada original 753 palabras más

El mono marino

El blog de José Muelas

Ayer disfruté con un inspirado documental que emitió TVE1; en él,su guionista, el antropólogo Niobe Thompson2, mientras se preguntaba por las razones de que la única especie de homínidos que había sobrevivido fuera la nuestra, apuntaba a la posibilidad de que fuese la especial adaptación al medio marino que presenta nuestra especie la que nos permitiera sobrevivir.

El clímax del documental y de la odisea de la supervivencia humana se plantea mientras se muestran los descubrimientos realizados en la excavaciones de la sudafricana Cueva de Blombos: la definitiva configuración de la mente humana moderna. Parece que dicha configuración de la mente se alcanza en un período prehistórico (hace unos cien mil años) en que nuestra especie entra en contacto con el mar.

Las excavaciones realizadas en la Cueva de Blombos abonan esta tesis pues allí, junto a maquillajes y abalorios que nos indican la presencia de…

Ver la entrada original 921 palabras más

Ser auténtico es rentable

El blog de José Muelas

Recuerdo cómo estaban los ánimos en mi ciudad en 1993. La reconversión industrial golpeaba la comarca de Cartagena y en La Unión, por ejemplo, miles de personas se enfrentaban a un traumático final de la minería. Tras haber convertido la bahía de Portmán en un vertedero y haber hecho de ella el punto más contaminado del Mediterráneo, la multinacional Peñarroya vendió por un euro todos sus derechos en la Sierra Minera a conocidos empresarios locales para que estos llevasen a cabo las siempre sucias tareas de cierre. La continuidad de la minería en la zona había enfrentado a vecinos de La Unión con vecinos de El Llano del Beal: los primeros querían continuar con la actividad a toda costa, pues de lo contrario perderían sus trabajos, los segundos defendían su pueblo y sus propiedades, pues, el filón, pasaba justo bajo sus casas y continuar con las explotaciones mineras suponía desalojarles…

Ver la entrada original 981 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: